* El sector femenino fue la principal reserva de votos para que Alfredo del Mazo se convirtiera en gobernador del Estado de México; a pesar de ello, la entidad se ha convertido en una de las más peligrosas para ellas, pues en 2018 se cometieron 106 feminicidios, promediando una tasa de 3.4 muertes de mujeres por machismo o misoginia.

Redacción VcV

Toluca, México; 24 de enero de 2019. El 2018 fue rojo para el Estado de México. De los 275 mil 746 delitos que se denunciaron ante las agencias del Ministerio Público de la entidad, 3 mil 96 fueron asesinatos y 2 mil 352 fueron catalogados como homicidios dolosos, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El documento detalla que en el Estado de México se cometieron el año pasado 106 feminicidios; 14 de ellos con arma de fuego, 18 con arma blanca y 74 de perpetrados con “otro elemento”.

Junio del 2018 fue el mes más peligroso para las mujeres al haberse registrado 15 feminicidios, prácticamente uno cada dos días; mientras que octubre, noviembre y diciembre se contabilizaron 12 casos en cada mes.

El documento agrega que hubo mil 910 denuncias de abuso sexual, 248 de acoso sexual, 67 casos de hostigamiento sexual, mil 283 denuncias de violación simple, 701 de violación equiparada y otros 107 relativos a la seguridad sexual.

Durante el 2018 también se denunciaron 6 mil 391 casos de violencia familiar, mil 268 incidentes de coacción de género en todas sus modalidades, 2 mil 57 denuncias de incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar y nueve acusaciones de delitos contra la familia.

Las cifras patentan el clima de barbarie en el estado y la situación de vulnerabilidad de las mujeres, realidad discrepante del discurso que catapultó a Alfredo del Mazo a la gubernatura del estado más poblado del país, perorata focalizada al sector femenino de escasos recursos y que le dio resultado al priista: el 37 por ciento de las mujeres mexiquenses que votaron en las elecciones de 2017 lo hicieron por el actual gobernador.

Diseño: Brenda Cano.

Deja un comentario