*Del Mazo prometió un gobierno rosa; sin embargo, a sólo tres meses de su gestión, las palabras se tiñeron de rojo y el color ha perdurado desde entonces. Veinte dieciocho se va, pero no con ello el miedo. La muerte clama por vida pues hoy el ímpetu es desidia. La fe se escurre y, sin embargo, perdura. El Estado de México pide tregua.

Marco A. Rodríguez

Toluca, México; 28 de diciembre de 2018. Un año nuevo está por comenzar y, con ello, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza deberá afrontar a ultranza los retos venideros resultado de las malas cifras de este año donde, dicho sea de paso, se rompió récord histórico en delitos.

Sólo para darnos una idea de la inseguridad en el Estado de México, en el lapso de enero a agosto de este año (2018) mientras en todo el país habían sido registrados 8 mil 765 robos en el transporte público colectivo, de los cuales 7 mil 487 fueron con violencia y 1 mil 278 sin violencia, en #Edoméx ese mismo delito registró 5 mil 883 casos: 5 mil 853 con violencia y 30 sin ella. Además, el robo al transporte público privado acumuló en la entidad 530 casos, todos ellos con violencia. Esto, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (#SESNSP).

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (#Canapat), Odilón López Nava , de cada 100 víctimas de algún delito, en el valle de Toluca, sólo el 2 por ciento denuncia ante el Ministerio Público pues el resto se conforma con exponerlo a cercanos o a través de redes sociales.

Con corte al 30 de noviembre de 2018, el SESNSP reportó un total de 252 mil 253 delitos cometidos en territorio mexiquense siendo las categorías de delitos contra la vida y la integridad corporal, lesiones, delitos contra el patrimonio y delitos contra bienes jurídicos afectados los de mayor incidencia.

Las lesiones dolosas sumaron un total de 29 mil 153 casos, registrando más de 3 mil casos mensuales durante el periodo referido de 2018.

Se registraron también mil 808 casos de abuso sexual, siendo “violación simple” el delito más cometido, con mil 161 casos. Se cometieron también 114 mil 389 robos siendo el robo de vehículos automotores y robo de coche de 4 ruedas los delitos más comunes, con 50 mil 519 y 44 mil 56 casos respectivamente.

En esta misma categoría destaca también el robo transeúnte con un total de 11 mil 826 casos, de los cuales, más del 90% se cometieron con violencia (11 mil 399) pues sin violencia fueron 427.

Sólo en el mes de noviembre, el Semáforo Delictivo reporta que en la entidad se cometieron 4 mil 438 robos vehiculares, 2 mil 443 lesiones y mil 179 robo a negocios.

No es casualidad que la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (Envipe), del INEGI, confirme lo que resulta lógico luego de las cifras escritas con anterioridad.

En este documento se revela que el 91.8 por ciento de los mexiquenses dicen sentir miedo en la vía pública e incluso en sus hogares.

La Envipe sitúa también al Estado de México en primer lugar en este rubro. En el segundo peldaño se encuentra la Ciudad de México y en tercero Jalisco con 88.3 y 73.6 por ciento de su población con esta percepción de temor.

¿Cuál será la percepción que se tiene del Estado de México en términos de inseguridad que un ejercicio de búsqueda en el navegador Google arroja como primeras opciones notas de actos delictivos cometidos en la entidad?

En su última alerta de viaje, el Departamento de Estado de Estados Unidos de Norteamérica consideró al Estado de México dentro de las entidades a las que advierten no viajar –o evitar hacerlo- dados los altos niveles de violencia.

En el reporte, con fecha 15 de noviembre de 2018, especifican nombres de algunos municipios “peligrosos”: Coacalco, Ecatepec, Nezahualcóyotl, La Paz, Valle de Chalco, Solidaridad, Chalco, Ixtapaluca y Tlatlaya.

El comunicado puede ser consultado en la siguiente liga: https://bit.ly/2DjRQvF.

La inseguridad en el Estado de México no sólo alerta a los mexiquenses: no se tapa el sol con un dedo. Las estrategias del gobierno priista en turno no han sido las adecuadas para cumplir con las promesas de campaña del entonces candidato –y hoy gobernador- Del Mazo quien, cada que tenía oportunidad de hablar, prometía a los mexiquenses reducir las cifras de inseguridad apenas tuviera 90 días en el poder. Ya quintuplicó este lapso y los resultados, lejos de disminuir, crecen tanto como la desconfianza de los mexiquenses o su temor a vivir aquí, en el Edoméx. Prometió un gobierno rosa; sin embargo, a sólo tres meses de su gestión, las palabras se tiñeron de rojo y el color ha perdurado desde entonces.

Veinte dieciocho se va, pero no con ello el miedo. La muerte clama por vida pues hoy el ímpetu es desidia. La fe se escurre y, sin embargo, perdura. El Estado de México pide tregua.

**NOTA: El presente texto no corresponde a una broma por el día de los Santos Inocentes; describe la realidad del territorio mexiquense. Una parte, al menos.

Fuentes consultadas:

https://bit.ly/2EOE17s
https://bit.ly/2MORuVI
https://bit.ly/2EKTt9p

Deja un comentario